Otras rutas en Naturaleza

La excepcional belleza del término municipal de Pinilla del Valle y de todo el valle que lo rodea invitan a estar en contacto con la Naturaleza haciendo rutas. Caminar es un ejercicio muy saludable y más cuando se hace en la Sierra, donde se respira aire fresco y se viven sensaciones inolvidables.

Las siguientes rutas que pasamos a describir están totalmente señalizadas y equipadas. No obstante si requieren de más información o informarse de la posibilidad de realizarlas con guía no duden en ponerse en contacto con el Ayuntamiento.

banner1-t500


RUTA 1. CAMINOS FORESTALES

En un pueblo serrano se necesitaba ir al monte por los antiguos oficios y por el ganado. Por eso hay, en montañas y calveros, una filigrana de sendas y caminos, algunos de ellos de gran belleza paisajística. Además, montes como el Cancho Cagao, el Espartal o el Nevero son cimas deseadas por los excursionistas y veraneantes.

Con un mapa del territorio en mano o con las indicaciones de vecinos o personal del Ayuntamiento se pueden descubrir los miradores desde donde es fácil interpretar el paisaje de montaña, del pueblo y del gran embalse de Pinilla; y divisar cerros , apriscos, arroyos y peñas. En algunos puntos como la Dehesa Boyal, las Calizas o la cima del Espartal, Roblemoreno o en mirador del Pinar, hay paneles para familiarizarnos con la toponimia del valle alto del Lozoya, nombres que nos fascinan por su originalidad o por su fonética en las entonaciones de los lugareños.

A través de estos caminos totalmente señalizados y equipados se accede a nuestros montes en cuyas cimas hay paneles explicativos tipo mirador en los que se explica de forma gráfica el paisaje que se divisa.


RUTA 2. ALREDEDOR DEL EMBALSE

Alrededor-embalseTiene el embalse de Pinilla dos núcleos urbanizados en sus orillas: Lozoya y Pinilla que le da nombre. Es por lo tanto un referente para sus moradores.

En el pueblo, pegado al embalse, hay un mirador y un paseo acondicionado con bancos y un ingenioso señalizador desde donde familiarizarse con los nombres de las cumbres que lo rodean. Dos restaurantes, La Cañada y El Corralón del Embalse, por su situación invitan a los visitantes a mirar lo bello de este paisaje montañoso y acuático.

Alrededor del embalse hay lugares de importancia como el Calvero de la Higuera, donde está el yacimiento paleontológico o el Puente Nuevo desde donde se divisa el Peñalara y la vegetación de ribera del río Lozoya.

El pantano es una pieza de este pueblo de antiguos tejados de teja con su iglesia centenaria. Un lago regalado que se tiene que cuidar lo mismo que esta hacienda de montañas, prados, bosques, calles, niños y mayores. Un lugar vivo que se valora y se mide a si mismo. 

Esta ruta parte desde la confluencia del casco urbano de Pinilla del Valle con el embalse en dirección hacia Alameda y posteriormente cruzando el embalse a través de un puente hasta llegar al restaurante La Cañada desde donde parte el camino, primero en dirección al Yacimiento Arqueológico y después hasta Lozoya. Esta ruta está totalmente accesible para todo caminante.


RUTA 3. DEL CAMINO NATURAL EN EL TRAMO DE PINILLA

Esta apuesta por el turismo rural de la Mancomunidad del Valle del Lozoya es una invitación a volver a andar; acción un tanto contra estos tiempos de tráfico rodado. Y es modesta porque no hay que remover Roma con Santiago. Aprovecha los caminos que unían los pueblos del valle desde El Cuadrón a Rascafría. Caminos que habían sido olvidados y eran difíciles de tomar por los obstáculos que traían consigo el agua y los hielos.

DSC00995-t300Nada más cruzar el zarzo de hierro que limita a Lozoya y a Pinilla, los fresnos que flanquean el camino unen sus ramas más altas casi formando una pérgola de hojas y tienen a las zarzamoras abrazando sus troncos. 

Hacia Pinilla estos zarzales y otros espinos como el rosal silvestre campan a sus anchas solos o alrededor de los fresnos centenarios que andan a veces emboscados en largas hileras de troncos de la misma altura. Estamos en la Dehesa Boyal.

Para seguir el Camino Natural hay que atravesar la dehesa y el pueblo hacia poniente. Por el camino recoleto de la izquierda se puede hacer bordeando el pueblo por el embalse. Se topa uno con un lugar habilitado para hacer gimnasia al aire libre. Después se disfruta, por el borde del pantano, de casas bajas y pajares y del restaurante el Corralón del Embalse. Es una zona hermosa para pasear donde hay bancos y un ingenioso señalizador sobre una roca. Se consigue, girando una flecha de metal, saber la localización y el nombre de los picos montañosos y otros lugares.

Al final de este paseo, se llega al tramo del Camino Natural que une Pinilla con Alameda del Valle. Esta parte se conoce con el nombre del camino de Las Charcas.

Más información sobre el Camino Natural del Valle.

Documentos Adjuntos